Por lo general, puedes acceder a trabajos:

 

  • En almacenes
  • En cafés
  • En restaurantes
  • En hoteles (si tienes experiencia previa), y limpieza
  • En recolección de fruta


*Los dos últimos casos son solo en Australia y Nueva Zelanda. Estos son los tipos de trabajos más usuales que podrías desarrollar, pero esto no implica que existan también otras opciones disponibles.